Noticias

COVID-19 y los ingresos de arrendamiento

0

7 jul 2020

Los propietarios de viviendas en España que no se califiquen como vivienda habitual deben declarar una renta imputada y pagar impuestos por esa renta.

Para los no residentes, la casa en España es por definición su casa de vacaciones y debe por tanto imputarse renta por el uso que haga de la misma. Este ingreso imputada se calcula sobre el valor catastral de la propiedad, un valor asignado por las autoridades a efectos fiscales.

Aquellos que alquilan su vivienda deben pagar impuestos sobre la renta real, en particular sobre la renta neta (deduciendo algunos gastos) para residentes en España y en la UE, o sobre la renta bruta (sin deducirse gasto alguno) para los residentes fuera de la UE. La regla de la renta imputada se aplica sobre los días en los que la casa no ha sido alquilada y, consecuentemente (al menos en la teoría) ha estado a su disposición.

La renta imputada no se aplica cuando la casa no está apta para ser habitada, así que la duda surge del hecho que durante el confinamiento el propietario no ha podido usar la vivienda y si esto afectará a la renta imputada prorrateada por esos días.

La respuesta es no. El gobierno ha informado recientemente que España no aplicará exención fiscal alguna en este sentido, primero porque la causa es habitable así que no incumple los requisitos definidos para la imputación de renta y, segundo, porque los contribuyentes afectados no se encuentran dentro del colectivo vulnerable.

Los argumentos legales para defender la exención fiscal son contradictorios. Por un lado, es difícil equipara el hecho de que no esté permitido el uso de la vivienda durante el estado de alarma con una razón urbanística de inhabitabilidad. Pero por otro lado, la imposibilidad de uso debido al confinamiento debería poder tomarse en consideración de la misma forma que se acepta la imposibilidad de use de una vivienda de vacaciones para esposos por sentencias de divorcio, o cuando la casa está ocupada ilegalmente y se ha denunciado.

Sin embargo, el coste de un procedimiento legal para defender la exención fiscal puede exceder el importe de la propia exención reclamada para una casa estándar, aunque dependerá de cada caso.

La defensa de que los días que ha durado el confinamiento no deben ser tomados en cuenta para la imputación de renta requiere asesoramiento legal individualizado que JC&A Abogados puede proporcionar.

Leave a Reply